ver menu

Agricultura

UPA Andalucía critica la insolidaridad de la industria por las importaciones de aceite de oliva

UPA Andalucía - 19/05/2020

La organización agraria tacha de desconsiderada, insolidaria e irresponsable a la industria olivarera, y reclaman a los operadores que cumplan escrupulosamente con el texto de la nueva Ley de Cadena Alimentaria. Además, se constata una vez más que la oferta y la demanda no funciona para el mercado del aceite de oliva: con una menor producción y mayor consumo, el precio en origen es un 13% inferior al del año pasado.

Un mes más, UPA Andalucía ha realizado su análisis del mercado de aceite de oliva. Concluye que estamos en una situación en la que se ha reducido durante el mes pasado el ritmo de salidas, en un mercado que sigue marcado por la especulación, y critica la falta de solidaridad de la industria con el sector al seguir importando cantidades considerables de aceite de terceros países a pesar de las elevadas existencias en el nuestro y una previsible buena cosecha para la 2020/21.

Por otro lado, aunque no menos destacable, constatamos una vez más que, para el sector del aceite de oliva, el libre mercado de la oferta y la demanda no funciona. Así lo demuestran los hechos: la producción total ha disminuido un 38% con respecto a la campaña anterior, y la comercialización y el ritmo de consumo en los hogares españoles han aumentado; sin embargo, el precio en origen es un 13% inferior al del año pasado. “Es algo que solo se explica con la deslealtad y los movimientos especulativos que llevan a cabo los operadores, por tanto, desde UPA Andalucía nos seguimos reafirmando en que aquí no sobra aceite, sino que lo que sobran son especuladores”, ha remarcado Miguel Cobos, secretario general de UPA Andalucía.

Respecto al análisis del informe de la AICA del mercado de aceite de oliva, la organización agraria informa de que “el aceite producido hasta el mes de abril ha alcanzado un acumulado en nuestra región de 895.741 t y en España de 1.118.548 t. La campaña se puede dar ya por concluida con una producción nacional del último mes de tan solo 2.248 t”.

El total de salidas entre las exportaciones y el mercado interior aparente del mes se ha situado en las 116.000 t, cifra menor a la del mes anterior y teniendo en cuenta unas importaciones estimadas de 20.000 t. Y es que, prosigue Cobos, “si en toda la pasada campaña importamos un volumen total de aceite de 142.800 t, hasta el mes de abril de la presente (7 meses de campaña) llevamos ya 134.300 t. Esto hace un 42% más de aceite importado que en el mismo mes de la campaña pasada donde llevábamos 94.400 t, y nos viene a decir que ahora en mayo rebasaremos las importaciones de todo el año anterior, quedando aún otros 4 meses más de campaña”.

He aquí, por tanto, señalan desde UPA Andalucía, una de las cuestiones que vienen a agravar la problemática de precios del sector: “las ingentes cantidades de importaciones que la industria trae de terceros países, una industria desconsiderada, insolidaria, e irresponsable que, de seguir por esta vía, podría llegar a destruir el tejido productivo de nuestro sector olivarero por arañar de forma cicatera unos céntimos en el aceite importado”.

Atendiendo a los datos de entradas y salidas de aceite de oliva, las existencias totales a 30 de abril se sitúan en las 1.092.086 t repartidas entre 730.439 t en almazaras, 296.067 t en envasadores y refinerías, y 69.560 t en el Patrimonio Comunal Olivarero.

En el apartado de la especulación con los precios, Miguel Cobos ha criticado que, “ni el aviso de nuevas movilizaciones cuando pase el estado de alarma, ni la publicación de informes oficiales, ni la puesta en marcha de las modificaciones de la Ley de Cadena Alimentaria, han tenido la repercusión que debiese, y esto no lo vamos a seguir tolerando. La sociedad tiene que conocer esta desvergüenza de los operadores, industria y distribución, y las administraciones no pueden ni deben permitir más ultrajes al sector primario, que se está viendo que es esencial en esta crisis sanitaria”.

Que no quepa la menor duda a los especuladores, arguyen desde UPA Andalucía, que “en cuanto se finiquite el estado de alarma, reemprenderemos nuestro estado de movilización permanente, y no finalizará hasta que se vislumbre una recuperación real de las cotizaciones y se solucione el problema estructural que sufrimos desde hace ya dos años en el sector olivarero”.

Y que tampoco les quepa duda a los operadores, concluye Cobos, “que estaremos vigilantes para denunciar cualquier incumplimiento por parte de los operadores de la nueva Ley de Cadena Alimentaria, operadores que deben de recordar que donde antes las sanciones por infracciones graves eran de 3.000 €, ahora lo son de 100.000 €, además de que serán públicas dichas sanciones, por lo que deberían de ir considerando el ser escrupulosos en el cumplimiento de dicha ley”.

 

Buscar noticias

buscar
mostrar todas

Productos en esta noticia

Lampante
1,73 €/Kg.
Virgen Extra
2,15 €/Kg.
Precios en origen de productos agroganaderos