ver menu

Agricultura

UPA Andalucía valora las medidas propuestas por el Ministerio de Agricultura para el olivar

UPA Andalucía - 09/06/2020

Tras el anuncio del ministro Luis Planas con la proposición de un paquete de medidas para el sector del olivar, la organización agraria lo valora como un paso adelante para revalorizar el olivar tradicional, mejorar la rentabilidad de los olivareros, permitir la autorregulación obligatoria del sector, apostar por la calidad e invertir en promoción.

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía valora como un paso adelante el paquete de medidas para el sector del olivar, propuestas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Tras conocer el contenido de esas propuestas, la organización agraria se ha mostrado satisfecha, pues considera que incluye muchas de las reivindicaciones del sector como valorización del olivar tradicional para proporcionar precios justos a los olivareros, permitir la autorregulación obligatoria del sector, apuesta por la calidad e inversión en promoción y apertura de nuevos mercados.

Las medidas anunciadas permitirán, en el marco de la autorregulación del sector, que las cooperativas, de manera voluntaria, puedan retirar del mercado hasta el 10% de la producción, con el objetivo de estabilizar el mercado en caso de producciones elevadas. En el mismo sentido, también se podrá inmovilizar temporalmente parte del aceite de oliva producido, a través de una extensión de norma dentro de la Interprofesional del Aceite de Oliva para equilibrar oferta y demanda.

En cuanto a calidad, trazabilidad y etiquetado, se trabajará en varios frentes. Por un lado, en una norma de calidad para fomentar la cosecha temprana, lo que supone una reducción de la producción, pero mayor calidad. También se desarrollará una norma de etiquetado que diferencie de los demás aceites de oliva la categoría virgen extra, obtenida a través de sistemas de producción ligados al olivar tradicional, de gran valor social y medioambiental. Igualmente, se pondrá en marcha una nueva norma de calidad, cuyo Real Decreto ya está en tramitación, para mejorar la calidad y trazabilidad del aceite de oliva y reforzar su control.

Finalmente se va a aumentar la dotación presupuestaria para realizar más campañas de promoción, sobre todo en la UE y en mercados terceros para difundir el aceite de oliva, producto muy saludable y emblema de la Dieta Mediterránea. Desde la organización agraria consideran que la capacidad de crecimiento en el consumo de aceite de oliva a nivel mundial es enorme, pero para ello es necesario expandirse en países en los que se puede pagar el aceite de oliva, tanto los ya conocidos como EEUU, China, Japón o Australia, como también abrir otros nuevos para dar salida a nuestro producto.

Varias de las medidas propuestas se enmarcan dentro de la Política Agraria Común. Así, por ejemplo, se pretende apoyar las externalidades positivas del olivar tradicional a través de la ayuda básica a la renta de la nueva PAC y mediante los eco-esquemas aplicables a los cultivos leñosos. También se va a desarrollar un programa específico de apoyo al sector del aceite de oliva en la futura PAC, dotado con fondos del primer pilar, y con medidas similares a las del sector del vino, con capacidad de regular la oferta, así como para incentivar la calidad y la promoción.

Se va a incrementar la superficie de olivar ecológico en 2030 en el marco de la nueva PAC con incentivos que permitan, al menos, triplicar la superficie de olivar ecológico en el horizonte 2030. Y, por último, se apoyará, desde los fondos del desarrollo rural, la reestructuración del olivar tradicional para incentivar cambios estructurales que pongan en valor su producción y reduzcan los costes de producción en este tipo de explotación tan atomizada y dispersa.

La retribución que los distintos eslabones reciben por su trabajo es muy desigual, en detrimento siempre de los más débiles, que son los productores, los cuales perciben por su producción precios por debajo de los costes, lo que les lleva a una crisis y pérdida de rentabilidad permanente. Estos desajustes se han visto respaldados por la especulación que han estado ejerciendo los intermediarios, industriales y distribución.

Desde UPA Andalucía pensamos que la reforma y aplicación efectiva de la Ley de Cadena Alimentaria, junto con todas estas medidas que el Gobierno ha puesto sobre la mesa, tras consensuar con el sector y escucharlo, son indispensables para asegurar la viabilidad y el futuro de nuestro olivar tradicional. Aunque, para que el mercado funcione “cada parte de la cadena debe asumir su responsabilidad y ser solidaria con el resto”.

Buscar noticias

buscar
mostrar todas

Productos en esta noticia

Lampante
1,73 €/Kg.
Virgen Extra
2,15 €/Kg.
Precios en origen de productos agroganaderos