ver menu
<< volver al listado

UPA

Lorenzo Ramos: "Nuestros alimentos deben quedar fuera de las guerras comerciales"

UPA-UCE Extremadura - 04/10/2019

La Organización Mundial del Comercio no puede consentir, bajo ningún concepto, que se apliquen aranceles a sectores tan vulnerables como son la agricultura y la ganadería por un conflicto entre las empresas de aviación

“Los alimentos tienen que quedar fuera de cualquier guerra comercial, venga de donde venga, y el Gobierno español debería ser responsable y no permitir que se juegue con la alimentación y el sustento de millones de personas”. Así de contundente se ha mostrado hoy el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, frente a los aranceles que pretende imponer Estados Unidos a productos alimentarios de España, Francia, Alemania y el Reino Unido, especialmente, pero también de otros muchos países de la UE.

Ramos confía en una “posible solución” porque si no, afirma, la PAC tendrá que negociarse de otra manera. “No puede ser que EEUU esté ayudando cada día más a los agricultores y ganaderos con ayudas directas, y la UE esté planteando una rebaja del presupuesto dedicado a agricultura y ganadería. Quizá tengamos que planearnos nuevos mecanismos de gestión de mercados para hacer frente a esta situación”, apunta.

Además, Ramos sostiene que en la reunión del próximo martes con el ministro de Agricultura, Luis Planas, UPA pedirá explicaciones a la UE. “No podemos consentir que la OMC nos obligue a cumplir cosas y luego otros se las salten”, critica.

Esta organización agraria lamenta que la agricultura y la ganadería están inmersas en tiempos convulsos, con sequía en el campo, subidas de costes de producción y bajos precios para el productor y ataques directos a nuestras producciones, como los aranceles que dejan a la actividad agraria en una “situación insostenible”.

En concreto, UPA destaca la “situación crítica” que atraviesan sectores como el olivar. Por este motivo, las Organizaciones Profesionales Agrarias y las cooperativas han convocado una manifestación para el próximo día 10 de octubre en Madrid a la que desde UPA piden “que se sume todo el sector del olivar porque la situación es insostenible para miles de familias productoras que no tiene justificación alguna ya que hay una reducción importante de la cosecha a nivel mundial”.

“Al agricultor le cuesta 2,80 euros producir un litro de aceite de oliva virgen extra y, sin embargo, tiene que soportar bajadas de precios constantes que imposibilita seguir produciendo. Por eso, el día 10 reclamaremos a las autoridades europeas que apoyen al olivar tradicional, porque no podrá competir en producción con las nuevas plantaciones de las zonas productoras”, defiende Ramos.

 

Mesa de seguimiento de la sequía

Desde UPA-UCE han reclamado hoy la creación de una mesa de seguimiento de la sequía debido a los problemas que está generando la falta de agua en el campo extremeño. “Nos alegra que las administraciones sean conscientes y reconozcan la situación tan problemática que se está viviendo en el campo, pero ahora hay que concretar medidas para paliar esta situación”, mantiene el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

Por eso, esta organización agraria pide “sentarse con la administración” para estudiar la modificación del seguro de sequía en pastos para los próximos años y evitar que esta situación se vuelva a repetir.

Por otro lado, UPA-UCE también reclama la puesta en marcha de una ayuda para aquellos ganaderos que necesitan abastecer de agua al ganado, ya que a día de hoy no pueden solicitarla. “Los ganaderos no pueden esperar porque ahora es cuando tienen el problema. Si la línea tarda, las ayudas no servirán para nada porque ya habrán acometido las obras necesarias”, sostiene Huertas.

Entre las demandas que Huertas ha lanzado al gobierno de España para paliar los efectos de la sequía destacan ayudas directas y préstamos bonificados para las explotaciones afectadas por la sequía. “Necesitamos medidas concretas y urgentes porque sigue sin llover”, concluye.

 

 

Buscar noticias

buscar
mostrar todas