ver menu
<< volver al listado

Política Agraria Común

La Unión Europea, comprometida con un mundo rural vivo

Phil Hogan, comisario de Agricultura de la UE - 02/07/2019

El mundo rural europeo se está enfrentando a una serie de problemas que, a lo largo de la geografía europea, dificultan el desarrollo social y económico de nuestra sociedad: el creciente despoblamiento, una población envejecida, niveles de renta claramente inferiores al del resto de la sociedad, acceso limitado a los servicios básicos..., son algunos de los principales retos a los que tiene que hacer frente nuestra población rural.

Los esfuerzos actuales para hacer frente a estos problemas no son suficientes. Tenemos que aumentar la atención a estas zonas y promover nuevos enfoques que nos permitan atender de un modo satisfactorio las demandas del mundo rural y profundizar en las oportunidades que están emergiendo.

De hecho, el modelo social europeo se ha construido en base a una solidaridad entre territorios, pues solo podemos avanzar económica y socialmente si somos capaces de garantizar un determinado nivel de vida y bienestar en las zonas menos pobladas y desarrolladas. En una Unión de iguales, las políticas de la UE tienen la obligación de abordar mejor el potencial y las aspiraciones de los ciudadanos y las comunidades del medio rural.

Para construir un futuro para el medio rural europeo tenemos que promover un diálogo sereno y constructivo entre el mundo rural y el mundo urbano: es necesario concienciar a la población urbana de la importancia del mundo rural y de los bienes públicos que este genera para el conjunto de la sociedad. La producción de productos agrícolas sanos y de calidad así como la preservación de los ecosistemas naturales y del paisaje requieren un medio rural vivo. Además, es necesario aprovechar el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías, la economía circular y baja en carbono, la bioeconomía, las nuevas cadenas de valor emergentes y los nuevos patrones de movilidad.

La Política Agraria Común (PAC) continúa apostando por este medio rural vivo y continuará siendo en el futuro un instrumento de apoyo clave para promover el empleo, el crecimiento, la inclusión social y el desarrollo local en las zonas rurales, incluyendo la bioeconomía y la silvicultura sostenible. Al mismo tiempo, la futura PAC prestará especial atención a los jóvenes y a facilitar el desarrollo empresarial en las zonas rurales.

La sociedad rural necesita respuestas

La inversión conjunta europea y nacional en infraestructuras y en desarrollo del capital natural y humano es fundamental para apoyar un empleo de calidad y sostenible en las zonas rurales. Las comunidades rurales deberán tener un mejor acceso a los servicios públicos, la sanidad, la formación profesional, los programas para desarrollar nuevas competencias, principalmente en el sector digital, la educación de calidad y la conectividad.

Para conseguir dar mejores respuestas a la sociedad rural, a partir de 2021 tendremos que mejorar la coherencia entre los distintos instrumentos de la PAC (los cuales estarán integrados en los futuros planes estratégicos de la PAC). Pero al mismo tiempo tendremos que trabajar en la complementariedad con las otras políticas de la UE y con los fondos y normas nacionales, con el fin de maximizar el impacto del apoyo financiero en las zonas rurales.

Las nuevas cadenas de valor rural, como la energía limpia, la emergente bioeconomía, la economía circular y el ecoturismo, pueden ofrecer un buen potencial de crecimiento y empleo para las zonas rurales. De hecho, la silvicultura y la agricultura sostenible son sectores estratégicos para desarrollar este potencial. El crecimiento de la bioeconomía en un modelo empresarial sostenible deberá jugar un papel importante en los futuros planes estratégicos.

Otro elemento clave en los próximos años será el desarrollo de “pueblos inteligentes” por toda la Unión: este concepto emergente ayudará a las comunidades locales a abordar problemas con la conectividad de banda ancha, oportunidades de empleo y prestación de servicios de un modo claro y general. La Comisión continúa comprometida con la intensificación del apoyo a las autoridades locales y comunidades rurales que deseen desarrollar “pueblos inteligentes” a través de la creación de capacidades, las inversiones, el apoyo a la innovación y la creación de redes, así como a través de la provisión de instrumentos de financiación innovadores para mejorar las capacidades, los servicios y las infraestructuras.

Para aportar soluciones reales a los problemas de la población rural tenemos que invertir, tanto a escala nacional como europea, en el capital humano: en este ámbito, el enfoque ascendente y local LEADER ha demostrado ser un medio eficaz para crear capacidades a escala local y promover la inclusión social, la reducción de la pobreza y la creación de empleo en la economía local. A partir de 2021, los futuros planes estratégicos deberán apoyar este tipo de acciones con un apoyo financiero de, al menos, el 5% de los fondos FEADER (como sucede en la actualidad). En este ámbito será importante mejorar las sinergias con las autoridades municipales y las agencias locales para movilizar el potencial rural en su totalidad.

Finalmente, quiero insistir en la importancia de atender las necesidades de las zonas rurales desde un planteamiento ambicioso y abierto, pues la urgencia requiere respuestas innovadoras y mayores sinergias entre todos los actores: es necesario llevar a la práctica el mecanismo de “verificación rural”, que revise sistemáticamente las políticas pertinentes aplicando una “lente rural” en todas las políticas, con el fin de analizar sus posibles impactos en el bienestar de las comunidades rurales. Estos impactos deberán tenerse en cuenta a la hora de formular las distintas políticas públicas a escala regional, nacional o europea.

En una Unión Europea de ciudadanos iguales no hay lugar para ciudadanos de segunda clase. Es importante, por tanto, que nuestras políticas tengan la capacidad de mejorar las vidas de todos los europeos. La población rural tiene que ser escuchada, y todos nos tenemos que comprometer con un mundo rural vivo.

Buscar noticias

buscar
mostrar todas